A quien le duela


Que por medio del presente escrito interpongo DENUNCIA por entender delictivos los siguientes

HECHOS

PRIMERO.- Que habiendo asistido en el día de hoy al Centro Penitenciario de ...X...X...X... para entrevistarme con ...X...X...X..., éste ha aparecido con visibles y diversas evidencias de haber sido maltratado; a saber, derrame en ojo izquierdo notablemente amoratado e inflamado, hinchazón en el labio superior, así como hematomas varios en la frente. Preguntado el interno por las lesiones que presenta, el mismo descubre su camiseta para mostrar marcas en hombro izquierdo, pecho y espalda, alegando haber recibido malos tratos por parte de los funcionarios. Descubriéndose el muslo izquierdo, se evidencian las marcas que el personal penitenciario de seguridad hubiera podido dejarle mediante el empleo de las gomas a que refiere el art. 72 RP sobre aplicación y uso de medios coercitivos. También en las muñecas se aprecian lesiones que podrían evidenciar un uso extralimitado de los referidos medios, y ello porque “su uso será proporcional al fin pretendido, nunca supondrá una sanción encubierta, y sólo se aplicarán cuando no exista otra manera menos gravosa para conseguir la finalidad perseguida”, conforme al mencionado artículo.

...

Gajes de la reinserción, que dirían algunos. Si la dignidad es compasiva o no lo es

es algo que desconozco;

Pero que el encubrimiento contribuye a su puesta en jaque

es algo que tengo claro.

Los malos tratos en prisión existen.

Que nadie intente convencerme de lo contrario.

Últimas entradas
Archivo

Contacto

Laura Delgado Carrillo

​Apdo. Correos nº 29

28803, Alcalá de Henares

-Madrid-

639748242