"El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos"

                         

                                                                                                                                                                - F. Dostoyevski -

El derecho no termina

con los muros de la cárcel

Nada más lejos de la realidad, la normativa penitenciaria española está prevista de un sinfín de mecanismos para acelerar la puesta en libertad de los penados. La sociedad critica duramente y con frecuencia dicha realidad, pero lo cierto es que sólo las personas que han sufrido y sufren la cárcel saben lo que la misma supone. Sus familiares, sin haber sido condenados, también pueden dar buena cuenta de ello.

Todas las personas privadas de libertad tienen nombre y apellido. No todas tienen familia, ni recursos, ni tan siquiera la misma suerte; pero todas poseen el derecho a la dignidad, al trato humano, a la asistencia médica y a los beneficios penitenciarios que prevé nuestra normativa.

Demasiadas personas saben que estos derechos

a veces no son tal si no se exigen. Ahí es donde

entra en juego el papel del abogado.

No somos demasiados los aventurados que nos atrevemos a meternos en las entrañas de la bestia para defender los derechos e intereses de las personas que cumplen condena en prisión. Tal es así que a día de hoy el desamparo judicial –y no sólo judicial– sigue siendo una de las preocupaciones primordiales de quienes nos dedicamos a mitigar los perniciosos efectos de prisión.

+ 50% DE REINCIDENCIA

60.000 PRESOS

69 CENTROS PENITENCIARIOS

¿REINSERCIÓN?

¿REEDUCACIÓN?

 

¿PENITENCIAQUÉ?

Pues eso. Penitenciarismo.

Límites y acumulaciones

Grados

Comunicaciones

FIES

Traslados

Sanciones disciplinarias

Libertad condicional

Responsabilidad civil

Permisos

Prisión preventiva

Derecho de defensa

Suspensiones de condena

"Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social"

                                                                 - Art. 25.2 de la Constitución española -

Sentencia

1/4

1/2

2/3

3/4

PREVENTIVA

CONDENA

Inicio del cumplimiento de condena

Permisos penitenciarios

3r grado

(condenas >5 años)

Libertad condicional

Adelantamiento de la libertad condicional

*La concesión de los beneficios penitenciarios no es automática

  El mero transcurso del tiempo no garantiza su reconocimiento

 

Quien tiene un porqué encuentra un cómo

 

¿QUIERES IMPLICARTE?

¡Cuidado!

es "GRATIS"

Y lo pongo entre comillas porque todo tiene un coste en esta vida, evidentemente.

Cuando hablamos de prisiones, el activo esencial no es el dinero, sino el tiempo. Todo en la vida de un recluso se articula desde la espera o desde su relación con el tiempo. El momento de su excarcelación, el momento de poder empezar a salir de permisos, el momento de acceder a un régimen de semilibertad... La hora de levantarse, la de salir de la celda, la de recoger la medicación, la de salir al patio, la de volverse a encerrar... Todo es tiempo y todo está pautado. Hasta los encuentros íntimos o familiares tienen estipulado el día en que se sucederán, por lo que el preso vive esperando de forma constante e ininterrumpida a que esos compromisos y deberes se vayan materializando en función de los criterios organizativos de la administración.  

Estos límites a la autonomía de las personas no favorecen en nada a quienes están cumpliendo condena, como podrás imaginar, No tener capacidad de decisión siquiera sobre aspectos tan banales de la cotidianidad como el de cuándo levantarse o qué comer, que son fundamentales para la autodeterminación de las personas, contribuye a la generación de un sentimiento de no pertenencia de la propia vida.

 

Cuando le dedicas parte de tu tiempo a un preso, le conviertes en dueño de un aspecto fundamental de su vida: el relacional. La interacción social es consustancial a nuestra naturaleza y condición, por lo que es del todo imprescindible en nuestras vidas. La prisión mengua y destruye incontables vínculos afectivos, pero por eso todas las personas con sensibilidad hacia este colectivo podemos marcar la diferencia. 

¿Quieres empezar y no sabes cómo?

Recuerda también que siempre puedes contactarme ;)

Voluntariado
Visitas
Aportación
Cartas

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, puede cambiar el mundo"

                                                                                                                   - E. Galeano -

 

Nombre

Email

Asunto

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Laura Delgado Carrillo

(Col. 126839 ICAM)

Apdo. Correos nº 29

28803, Alcalá de Henares

-Madrid-

639748242

De lunes a viernes de 10h a 18h

¡Gracias por NO utilizarlo 

para contactarme!

Información básica sobre el uso de tus datos conforme al RGPD:

Responsable » Laura Delgado Carrillo

Finalidad »  Atender tu solicitud de contacto

Legitimación » Tu consentimiento

Destinatarios » Tus datos estarán ubicados en los servidores de Wix (mi proveedor de hosting), que está acogido al Marco de Salvaguardia UE-EEUU. La política de privacidad

de Wix puede verse en este enlace.

Derechos » Entre otros, tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Contacto

Laura Delgado Carrillo

​Apdo. Correos nº 29

28803, Alcalá de Henares

-Madrid-

639748242